Archive for the 'Sevilla' Category

“Los Reyes Magos son verdad”, un cortometraje que te cambia el corazón

Fuente: Página web de Los Reyes Magos son verdad.

Una advertencia previa. Hemos grabado este cortometraje para demostrar que hay familias que, aunque estén atravesando una muy difícil situación, luchan todos los días contra viento y marea. Este video es un pequeño homenaje a los héroes cotidianos como José Ramón, Carmen, Mª Carmen, Carolina y Marcos.

Ellos nunca saldrán en Hollywood, ni en las revistas del corazón. Pero su nobleza, su amor de familia, su entrega y su lucha diaria deben constituir un ejemplo para todos nosotros.

La película no está grabada con la intención de causar lástima o pena. La alegría de vivir que veo en el rostro de cada uno de los miembros de la familia García Hernández es un ejemplo brutal. Los que nos hemos lanzado a hacer este reportaje, soñamos con que, un buen día, alguien la vea, le toque el corazón y se decida a ayudar a esta familia con un trabajo, o con una aportación económica… Son los regalos que los Reyes aún no han traído a esta familia.

También es un homenaje a todos aquellos alumnos del Colegio Altair, de Sevilla, que fueron generosos con sus cosas: la bici, el ordenador, los peluches, la equipación del Sevilla F.C… Por todos ellos sí que merece la pena estar en este mundo de la educación. Os dedicamos este video.

Gracias a Alberto Fuentes, a Ángel Pérez Guerra, a José Miguel González Navarro, y a todos los que han puesto su granito de arena para que saliera este video. Gracias a Indara, la niña malagueña que ha puesto voz a esta película con su maravillosa canción. Nos gustaría haberte pedido permiso, pero no hemos sabido contactar contigo: así que esperamos que no te enfade que tu canción la hayamos usado. Gracias, por último, al Centro educativo Altair y al Club Viar que han puesto todo de su parte para que saliera este proyecto.

Y una última cosa: ¡ni por asomo -os digan lo que os digan- dejéis de creer que los Reyes Magos son verdad!

Primer aniversario del Lipdub del Colegio Altair (Sevilla)

Te invito a conocer el blog de Libros y Letras

Porque escribir nos hace más humanos. Nos hace mejores.

Son chavales con todo el mundo por delante. Son adolescentes que, poco a poco le van perdiendo el miedo a enfrentarse a una hoja en blanco para volcar sus ilusiones, sus anhelos, sus recuerdos, sus sueños y sus pesadillas… Son mis alumnos de 3ºESO-B. Y la verdad es que nos lo estamos pasando en grande en clase. Sobre todo, los días que abren sus cuadernos de bitácora: entonces reina el silencio, sus mentes comienzan a trabajar y ponen por escrito lo que su imaginación les va dictando…

Ahora que tanto se critica a la juventud, a esos jóvenes que parece que solo saben emborracharse y aborregarse hasta extremos inauditos… En Altair estos alumnos dicen sencillamente que no. Que hay otra forma de ser auténticos. No dejen de leer sus escritos; no dejen de ver los videos de motivación que cuelgan en la página… Están esperando sus comentarios.

El director del Colegio Altair envía una carta abierta a la Consejera de Educación de la Junta de Andalucía, Dña. Mar Moreno.

El director del colegio Altair, Javier Delgado, ha dirigido una carta a la consejera de Educación, Mar Moreno, reiterándole una invitación cursada con anterioridad para que visite este centro de educación diferenciada que, en el presente curso, celebra su 45 aniversario. Y lo hace recordándole los más de 1.200 alumnos que escolariza de barrios obreros de Sevilla como Palmete, Padre Pío, Juan XXIII, Amate, Santa Aurelia, Su Eminencia…, donde el paro y la crisis económica afectan a numerosas personas. «Le ruego que venga a conocer la realidad antes de tomar una decisión tan drástica para tantas familias desfavorecidas económicamente», señala en su misiva acerca de la supresión del concierto educativo a este centro por no haber renunciado a su modelo pedagógico.

Al hilo de ello, trae a colación la sentencia del Supremo en la que se escuda la Administración para justificar su decisión de no subvencionar con fondos públicos a este tipo de colegios, de los que quedan diez en toda la región, haciendo especial hincapié en que la voluntad del legislador ha cambiado y ahora la Ley de Presupuestos Generales del Estado sí contempla la financiación de estos centros desde el pasado mes de enero.

Delgado aprovecha la ocasión para invitar a la consejera a reflexionar sobre el bajo índice de fracaso escolar de estos centros y le refiere unas declaraciones realizadas a ABC en las que ella ponía en relación el nivel académico de los alumnos con el nivel socioecónomico de las familias, «es decir, que a mayor nivel mejores resultados. Si esto que dice es así,sería bueno reflexionar por qué en Altair, siendo sus alumnos de unas de las zonas más desfavorecidas de Sevilla, o en los colegios de las Hermanitas de la Cruz, su tasa de fracaso escolar está muy por debajo de la media de fracaso escolar de Andalucía».

Sin coartar la libertad

Delgado continúa interpelando a la titular de Educación al hilo de la filosofía que guía a centros como el suyo, ejemplificando en dos casos concretos: las medallas de oro y bronce que dos de sus alumnos han logrado en las Olimpiadas Nacionales de Química y Física, respectivamente. «Los dos —destaca el director del Altair— son alumnos de 2º de Bachillerato de estos barrios, uno del Cerro del Águila, y su padre taxista, y otro de Amate, y su padre guarda de seguridad, y cumplen el criterio de alto rendimiento académico, pero no el de alto nivel socioeconómico. ¿Podrá influir para bien la familia, el esfuerzo de los alumnos, la motivación del profesorado, la atención personalizada que se presta en el colegio y el modelo de educación diferenciada?», sugiere la misiva.

La invitación a la consejera concluye con el deseo de que «estudie cómo, sin coartar la libertad de las familias, y siendo estos centros como ellas quieren, y como llevan funcionando muchos años, sigan teniendo posibilidad de acceder a ellos, ya que con sus recursos, no podrían disfrutar de este tipo de educación de calidad. Y estas familias también pagan sus impuestos», concluye Delgado.

Pincha aquí para leer la noticia publicada en ABC de Sevilla

Los centros de educación diferenciada se manifiestan en Sevilla por la no retirada de los conciertos por parte de la Junta de Andalucía

Alrededor de 1.500 personas, entre padres, madres, alumnos, profesores y personal de administración y servicios, han participado en la mañana de hoy en la manifestación convocada por las organizaciones sindicales USO y FSIE (mayoritarias entre los trabajadores de los centros de educación diferenciada de Andalucía) y la plataforma “Mis padres deciden” (integrada por todas las familias de dichos centros), por la que se reclamaba a la Consejería de Educación que no suprima los conciertos educativos que mantiene con estos colegios. La marcha, que ha partido desde la Plaza de la Encarnación, ha culminado en el Parlamento de Andalucía con la lectura de un manifiesto por parte de Gemma García, portavoz de “Mis padres deciden”. Entre sus afirmaciones destacó el firme apoyo “a los conciertos educativos para los centros que imparten el modelo pedagógico de educación diferenciada, en los que desarrollamos nuestra labor, con una gran demanda social por parte de las familias, desde hace más de 40 años, por su acreditada calidad”.
Asimismo no quiso olvidar “la constatación de que el Tribunal Supremo ha sentenciado que estos centros imparten un tipo de educación legal y legítima, y que por tanto ni segregan, ni discriminan al alumnado que escolarizan”, por lo que “manifestamos nuestro rechazo a la imposición de un modelo único por parte de la Consejería de Educación que antepone su ideología política y partidista a la estabilidad laboral de los trabajadores y a la libertad de las familias para elegir centro educativo”.
De hecho, hizo constar que “estamos desconcertados al contemplar cómo, en el contexto dramático actual de Andalucía, liderando el desempleo en Europa, con casi millón y medio de parados, la Consejería de Educación ponga en peligro numerosos puestos de trabajo en empresas estables, por una razón estrictamente ideológica y sectaria”. En estos momentos de grave crisis económica, “este capricho de la Administración supondría un aumento del gasto público de 15 millones de euros anuales, ya que nuestros centros le salen más económicos que los públicos”.
Por último, Gemma García pidió que “el Gobierno de la Junta de Andalucía cese en su imposición ideológica”.

Pincha aquí para leer la noticia en la web del Colegio Altair

Pincha aquí para ver la noticia en ABC

Pincha aquí para ver la noticia en El Mundo

Pincha aquí para ver la noticia en Europa Press

Pincha aquí para ver la noticia en Hazte Oír

Concierto del Cuarteto Andantino en el Colegio Altair (Semana de las Artes, las Letras y las Ciencias)

Desde el 18 al 22 de marzo, Altair vivirá su II Semana de las Artes, las Letras y las Ciencias, con un amplio y variado programa de actividades que contempla conferencias, actividades de ciencias experimentales, conciertos, exposiciones… a las que os invitamos a asistir.

Para saber más sobre el programa de actividades, pincha aquí, y si quieres saber el horario, pincha aquí.

Seguir leyendo ‘Concierto del Cuarteto Andantino en el Colegio Altair (Semana de las Artes, las Letras y las Ciencias)’

Contra la imposición ideológica de la Junta de Andalucía, las madres y los padres del Colegio Altair hablan alto y claro

Altair, golpe al pulmón obrero de Sevilla

Pincha aquí para leer la noticia publicada en ABC de Sevilla

La retirada del concierto por la Junta aboca casi al cierre al histórico centro escolar, repleto de familias de clase baja

Entre Palmete, Su Eminencia, Amate y El Cerro. En pleno pulmón obrero de Sevilla. Un distrito desarrollado en los 80 con trabajadores de Astilleros, de la antigua Hytasa, de Renault… Un distrito con un 45% de voto socialista y un 10% comunista. Un distrito donde el paro se ceba. Allí se erige desde hace 45 años el Colegio Altair. De la iglesia y justo en el epicentro del sufragio más laico para convertirse en tabla de salvación de muchas generaciones de chavales que encontraron en sus aulas la mejor formación orientada al empleo.

Altair es uno de los centros de educación diferenciada a los que la Junta de Andalucía ha anunciado que va a retirar el concierto a partir del próximo curso apoyándose en sentencias del Tribunal Supremoque amparan el «vacío» a centros donde se segregue por sexo. Esta misma semana ha sido subrayada esa postura por la consejera del ramo, Mar Moreno. La pérdida del concierto supondría casi el cierre de un motor de formación como Altair, que ha emprendido una batalla por la libertad de poder elegir colegio y para recalcar que la medida afectaría a muchas familias de capas desfavorecidas, las del entorno, para las que sería imposible que sus hijos accediesen a un colegio del prestigio de éste. Según se apunta desde el centro escolar, casi un 90% del alumnado actual no podría recibir allí clases sin el concierto.

Los ejemplos son múltiples. Como el de Anthony, jardinero nigeriano afincado en Su Eminencia que lleva desde 2009 en el paro, como su esposa. Tiene en Altair a un niño de siete años, Cristian, «que tiene su vida hecha en este centro, sus amigos… su mundo». «No tengo medio alguno para pagar un colegio de este tipo. No tengo nada ahora, pero me gustaría que mi hijo pudiera seguir estudiando en su colegio porque a mí me enseñaron que la educación es fundamental y sacarlo de aquí ahora sería un problemón. No se puede jugar con la educación de nuestros hijos, es nuestro futuro. Y si yo me quito cada día un poco de comida para poder darle a mi hijo la educación por la que siempre he luchado, ¿por qué los políticos no pueden hacer ese pequeño esfuerzo por mantener un sitio como éste, donde muchísimas familias han encontrado una salida?».

«Igualdad es poder elegir»

Juan Manuel lleva año y medio desempleado. Vecino de Palmete, tiene dos hijos en Altair, uno en Primaria, Brandon, y otro en Infantil, Jordan. En su casa entran los 500 euros del trabajo de su mujer más los 400 de su ayuda. Si hubiera que pagar como colegio privado, sus vástagos tendrían que dejar el centro. «¿Igualdad? —se pregunta—.Igualdad es que cualquiera pueda elegir el colegio que quiera para sus hijos. Creo que la gente se deja mucho llevar por todo eso de la iglesia y demás, pero luego no es tanto como cuentan. Aquí es todo gente trabajadora, no hay ningún rico. Cualquiera que visite el barrio y el propio colegio lo ve. El problema es que los que quieren cerrarlo no lo conocen, se quedan sólo con que es un centro del Opus Dei y se acabó. Y se van a cargar a muchas familias obreras, a mucha gente humilde». Juan Manuel recuerda que «los padres no buscan este colegio por ser o no religioso sino porque es muy bueno. De su Formación Profesional salen los chavales con opciones de encontrar trabajo y eso es lo que cuenta».

Mónica, ecuatoriana que regenta un pequeño quiosco a sólo unos metros de la cancela del colegio, buscó piso en el barrio «precisamente porque quería que mis hijos estudiasen aquí, me habían dado muy buenas referencias y lo hice todo para ello». Madre de tres hijos, tiene aún en el centro a Jason, en segundo de Bachillerato, y a Francis, en sexto de Primaria. «Aunque pueda parecer anticuado, mi familia cree en los valores y en Dios. Y yo deseaba que mis hijos pudieran educarse de esa manera, aprendiendo no sólo matemáticas sino otros valores que a nosotros nos aporta la religión». Para Mónica, «ahora sería muy traumático dejar un colegio al que los chicos están muy vinculados. Pueden ir a un público, pero, ¿por qué tengo que renunciar a que se eduque en esos valores en los que se han venido educando hasta ahora?».

Del Cerro del Águila, Francisco se lamenta de una situación «en la que la Junta habla de igualdad cuando precisamente esto que hace es lo contrario. No permiten que mis hijos se igualen con los que sí pueden costearse un colegio privado e igualdad es poder elegir con libertad, como hacen los ricos». Padre de dos mellizos de 16 años de cuarto de ESO, Germán y Francisco, este vigilante en un pabellón polideportivo se ve obligado a que el curso próximo sus hijos tengan que irse del centro «donde llevan toda la vida», pues el «corte» afectará a primero de Bachillerato, curso al que van a llegar sus dos «alumnos». «Yo gano mil euros al mes. Y cuando nos pagan, porque últimamente ni eso. ¿Cómo podría seguir pagando una educación así el año que viene?».

Os invito a ver la película Sancho, que he hecho con mis alumnos de 3º de ESO del Colegio Altair


diciembre 2020
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Blog Stats

  • 367.643 hits