Archive for the 'Opus Dei' Category

Final feliz

Fuente: https://www.cibercorresponsales.org/perfiles/nolasco-jimenez/blogs/la-historia-del-los-reyes-magos-son-verdad-ha-terminado-con-final-feliz

Hace unas semanas, publiqué en Cibercorresponsales la historia de la grabación de la película “Los Reyes Magos son verdad”, que hemos hecho en nuestra clase: una tierna historia del sufrimiento de una familia sevillana sin recursos pero con gran amor. Pidieron la ayuda de un grupo de chavales del colegio Altair y ellos consiguieron que esa familia tuvieran una noche de Reyes medianamente decente.

Mis compañeros reunieron los regalos que la familia pedía en una carta para los Reyes Magos. Uno de los regalos que pidió la familia fue un puesto de trabajo, cosa que nosotros no podíamos darles.

Pues bien, hace unos días nos acabamos de enterar de que nuetsra historia ha tenido un final feliz: ¡el padre ha encontrado trabajo en una finca andaluza!

El trabajo consiste en atender las labores del campo desde las 8:00 am hasta las 15:00 pm. Según nos cuenta nuestro profesor, le han hecho un contrato en toda regla: con su seguridad social, sus fines de semanas libres, con sus horas pagadas etc.

Todo esto ha pasado porque una señora, que prefiere permancer en el anonimato, leyó la noticia que publicó el diario ABC (Noticia en el ABC de Sevilla: pincha aquí, para leerla ) sobre nuestra película.

Esa señora es dueña de algunos terrenos a las afueras de Sevilla. Le conmovió la situación de la familia García Hernández y decidió dar un trabajo a José Ramón, el padre de la familia protagonista.

En clase estamos muy contentos porque hemos conseguido el objetivo de la película. Ojalá muchas familias en el mundo que están en una difícil situación, como la familia del video, encuentren pronto personas generosas dispuestas a ayudar. Para nosotros esto ha sido una lección que nunca olvidaremos.

Primer aniversario del Lipdub del Colegio Altair (Sevilla)

Altair, golpe al pulmón obrero de Sevilla

Pincha aquí para leer la noticia publicada en ABC de Sevilla

La retirada del concierto por la Junta aboca casi al cierre al histórico centro escolar, repleto de familias de clase baja

Entre Palmete, Su Eminencia, Amate y El Cerro. En pleno pulmón obrero de Sevilla. Un distrito desarrollado en los 80 con trabajadores de Astilleros, de la antigua Hytasa, de Renault… Un distrito con un 45% de voto socialista y un 10% comunista. Un distrito donde el paro se ceba. Allí se erige desde hace 45 años el Colegio Altair. De la iglesia y justo en el epicentro del sufragio más laico para convertirse en tabla de salvación de muchas generaciones de chavales que encontraron en sus aulas la mejor formación orientada al empleo.

Altair es uno de los centros de educación diferenciada a los que la Junta de Andalucía ha anunciado que va a retirar el concierto a partir del próximo curso apoyándose en sentencias del Tribunal Supremoque amparan el «vacío» a centros donde se segregue por sexo. Esta misma semana ha sido subrayada esa postura por la consejera del ramo, Mar Moreno. La pérdida del concierto supondría casi el cierre de un motor de formación como Altair, que ha emprendido una batalla por la libertad de poder elegir colegio y para recalcar que la medida afectaría a muchas familias de capas desfavorecidas, las del entorno, para las que sería imposible que sus hijos accediesen a un colegio del prestigio de éste. Según se apunta desde el centro escolar, casi un 90% del alumnado actual no podría recibir allí clases sin el concierto.

Los ejemplos son múltiples. Como el de Anthony, jardinero nigeriano afincado en Su Eminencia que lleva desde 2009 en el paro, como su esposa. Tiene en Altair a un niño de siete años, Cristian, «que tiene su vida hecha en este centro, sus amigos… su mundo». «No tengo medio alguno para pagar un colegio de este tipo. No tengo nada ahora, pero me gustaría que mi hijo pudiera seguir estudiando en su colegio porque a mí me enseñaron que la educación es fundamental y sacarlo de aquí ahora sería un problemón. No se puede jugar con la educación de nuestros hijos, es nuestro futuro. Y si yo me quito cada día un poco de comida para poder darle a mi hijo la educación por la que siempre he luchado, ¿por qué los políticos no pueden hacer ese pequeño esfuerzo por mantener un sitio como éste, donde muchísimas familias han encontrado una salida?».

«Igualdad es poder elegir»

Juan Manuel lleva año y medio desempleado. Vecino de Palmete, tiene dos hijos en Altair, uno en Primaria, Brandon, y otro en Infantil, Jordan. En su casa entran los 500 euros del trabajo de su mujer más los 400 de su ayuda. Si hubiera que pagar como colegio privado, sus vástagos tendrían que dejar el centro. «¿Igualdad? —se pregunta—.Igualdad es que cualquiera pueda elegir el colegio que quiera para sus hijos. Creo que la gente se deja mucho llevar por todo eso de la iglesia y demás, pero luego no es tanto como cuentan. Aquí es todo gente trabajadora, no hay ningún rico. Cualquiera que visite el barrio y el propio colegio lo ve. El problema es que los que quieren cerrarlo no lo conocen, se quedan sólo con que es un centro del Opus Dei y se acabó. Y se van a cargar a muchas familias obreras, a mucha gente humilde». Juan Manuel recuerda que «los padres no buscan este colegio por ser o no religioso sino porque es muy bueno. De su Formación Profesional salen los chavales con opciones de encontrar trabajo y eso es lo que cuenta».

Mónica, ecuatoriana que regenta un pequeño quiosco a sólo unos metros de la cancela del colegio, buscó piso en el barrio «precisamente porque quería que mis hijos estudiasen aquí, me habían dado muy buenas referencias y lo hice todo para ello». Madre de tres hijos, tiene aún en el centro a Jason, en segundo de Bachillerato, y a Francis, en sexto de Primaria. «Aunque pueda parecer anticuado, mi familia cree en los valores y en Dios. Y yo deseaba que mis hijos pudieran educarse de esa manera, aprendiendo no sólo matemáticas sino otros valores que a nosotros nos aporta la religión». Para Mónica, «ahora sería muy traumático dejar un colegio al que los chicos están muy vinculados. Pueden ir a un público, pero, ¿por qué tengo que renunciar a que se eduque en esos valores en los que se han venido educando hasta ahora?».

Del Cerro del Águila, Francisco se lamenta de una situación «en la que la Junta habla de igualdad cuando precisamente esto que hace es lo contrario. No permiten que mis hijos se igualen con los que sí pueden costearse un colegio privado e igualdad es poder elegir con libertad, como hacen los ricos». Padre de dos mellizos de 16 años de cuarto de ESO, Germán y Francisco, este vigilante en un pabellón polideportivo se ve obligado a que el curso próximo sus hijos tengan que irse del centro «donde llevan toda la vida», pues el «corte» afectará a primero de Bachillerato, curso al que van a llegar sus dos «alumnos». «Yo gano mil euros al mes. Y cuando nos pagan, porque últimamente ni eso. ¿Cómo podría seguir pagando una educación así el año que viene?».

Espectacular Free-lipdub del Colegio Altair por la libertad para elegir centro y modelo educativo

Historia de una sonrisa

Uno de los hombres más polémicos del siglo XX

“¡Felicidades, Santo Padre!”

El próximo lunes 16 de abril será el cumpleaños de Benedicto XVI. Publicamos un texto de felicitación de Mons. Javier Echevarría.

13 de abril de 2012

El cumpleaños del padre es siempre un momento de alegría para los hijos. Es la sensación que experimentamos los hijos de la Iglesia con ocasión del cumpleaños de Benedicto XVI. Recuerdo conmovido el día de su elección, hace siete años, cuando al dirigirse a una emocionada Plaza de San Pedro, se definió a sí mismo como “un simple y humilde trabajador de la viña del Señor”.

Opus Dei -

Esa es la manera en que el Papa está cumpliendo su ministerio petrino, con la serenidad de quien se abandona completamente en Dios. Es un ejemplo para todos nosotros, que nos sentimos impulsados por este Padre, humilde y cercano a cada uno, para hacer de la Iglesia ese lugar de unidad y amor descrito por Lucas en los Hechos de los Apóstoles.

“Omnes cum Petro ad Iesum per Mariam”, todos con Pedro a Jesús por María, repetía frecuentemente san Josemaría: el Papa, sucesor de Pedro, es siempre principio y fundamento visible de la unidad de la Iglesia. Sabemos que, unidos a él, nos encontramos juntos y unidos a Jesús, nuestro Salvador. Una unidad de afectos especialmente alegre, sobre todo en este momento de celebración por el cumplaños del Papa, a pocos días del aniversario de su elección como Pontífice.

La incansable dedicación del Santo Padre en servicio de la Iglesia nos conmueve en el sentido más literal de la palabra: mueve nuestro afecto y también nuestra voluntad para ser más fieles a Benedicto XVI. Él ha dedicado toda su vida a Dios: desde joven, cuando se sintió llamado al sacerdocio; después, con el paso de los años, contribuyendo con sus capacidades intelectuales a la profundización teológica de la doctrina y con su actividad como apóstol y pastor para despertar la fe en el corazón de los hombres. Ahora, como Pontifice, continúa con esta misión, fundando su ministerio en la celebración de la Eucaristía y en la oración, consciente de que sólo con la gracia de Cristo, la Iglesia puede llevar a cabo la tarea que el Señor le ha encomendado.

¡Felicidades, Santo Padre! Le queremos mucho, con un afecto filial, y rezamos por su Persona para que Dios le conceda abundantes gracias, y para que Su Ministerio esté lleno de frutos de santidad para la Iglesia y de paz para la sociedad civil.

Mons. Javier Echevarría
Prelado del Opus Dei

(Texto originalmente publicado en la revista “Famiglia Cristiana”, junto con otras muchas felicitaciones).


julio 2017
L M X J V S D
« Abr    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Blog Stats

  • 343,339 hits