Educación diferenciada, o simplemente educación

16/07/2009
Juan Carlos Peñafuerte Marín. Sevilla.
Soy padre de dos hijos varones; siempre he sido de ideas progresistas, de lo que me siento orgulloso y las cuales intento inculcar a mis hijos, que me vean colaborar en casa con normalidad, respetar a los demás y a las opiniones sin importar su tendencia política, religiosa, étnica o sexual.
Creo que soy un buen padre (el tiempo lo dirá) y un buen ciudadano; no me siento ni mejor ni peor que otros, sólo uno más. Y todo ello habiendo recibido una educación pública en un colegio mixto, la cual es la opción que he elegido para mis hijos. De pequeño iba al colegio y por el camino, vestido con vaqueros y camiseta, me cruzaba con otros niños y niñas atabiados con sus uniformes. Nunca me sentí mejor o peor que ellos, jamás pensé que estuvieran recibiendo mejor educación que la mía, sólo iban a su «cárcel» al igual que yo me dirigía a la mía.
Cuento todo esto porque cuando leo que el gobierno al que he votado, intenta imponer unos mal interpretados criterios de igualdad a los pocos colegios de educación «diferenciada» que quedan, como el de las Hermanas de la Cruz de Sevilla, sin respetar ni comprender las centenarias peculiaridades de esta Orden, pasando por encima de las ideas de las religiosas y de los padres y madres que han optado por ese tipo de educación para sus hijos, me pregunto qué igualdad es esta, qué democracia nos ha tocado vivir.
Me enseñaron y aprendí que la libertad consiste en poder expresarte y coexistir respetando y tolerando a los demás, sin pensar que eres mejor o peor que otros, entendiendo que las diferencias existen pero no separan.
Cada cual es libre dentro de una democracia de tener su pensamiento y como tal, trasmitirlo a su descendencia. El que un gobierno, sea del color que sea, intente obligar a que todos tengamos lo mismo, a que todos seamos iguales, por encima de las ideas personales de cada uno, de su religión o ideología no es nuevo, ya ocurrió al menos dos veces en la historia, a una se la llamó comunismo, a la otra, fascismo.
Quiero vivir en un país libre, en el que no importe si tu vecino vota a uno u otro, en el que mis hijos se crucen camino de su colegio con niños de uniforme sin preguntarse si su educación es distinta, no obliguemos a nadie a hacer lo que no quiera por un afán de progresismo absurdo y desmedido, optemos por la tolerancia y no por las imposiciones. Todos seremos más felices.
Anuncios

1 Response to “Educación diferenciada, o simplemente educación”


  1. 1 Pedro Maldonado Infante 18 julio 2009 en 9:17 pm

    juanjo soy pedro estoy resando pa k muxa gent vea tu blog y grasias a esto no sierran er kolegio muxas grasias por lo k estas asendo
    un saludo y espero k te lo estes pasando ben en kordoba
    pedro


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




julio 2009
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Blog Stats

  • 347,753 hits

A %d blogueros les gusta esto: