Archivo para 26 mayo 2009

Un poco de música clásica…

Los cuentos de Hoffmann, barcarola

Anuncios

UNA MENTIRA REPETIDA MIL VECES

JUAN MANUEL DE PRADA

ABC. Sábado, 16-05-09
La consigna goebbelsiana («Una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad») ha sido adoptada por el gobierno socialista como justificación del aborto libre, convenientemente arropada con la coartada emotiva. Y así, mediante la repetición de una consigna falaz y el recurso al aspaviento emotivo, la pobre gente arrasada por el napalm de la propaganda es capaz de comulgar con ruedas de molino.
Nos repiten como papagayos los promotores del aborto libre que su propósito no es otro que garantizar la seguridad jurídica de la mujer, evitando su «criminalización». Poco importa que la tozuda realidad nos demuestre que ninguna mujer ha sido «criminalizada» en los últimos veinticinco años por abortar; poco importa que nuestro ordenamiento jurídico establezca todas las garantías jurídicas y procesales exigibles por seguridad jurídica: presunción de inocencia, tutela judicial efectiva, asistencia de letrado, etcétera. El gobierno ha decidido que una mentira repetida mil veces terminará convirtiéndose en verdad; y sabe que el napalm de la propaganda acabará con esa nefasta manía de pensar a la que todavía se aferran algunos recalcitrantes. Seguir leyendo ‘UNA MENTIRA REPETIDA MIL VECES’

Para la Ministra de Igualdad del Gobierno de España, un ser vivo de 13 semanas en el seno de su madre no es un ser humano.

Bibiana Aído lo acaba de decir en los micrófonos de la Cadena Ser: un ser vivo de 13 semanas en el seno de su madre no es un ser humano. En la Entrevista,  la titular de Igualdad fue preguntada por un oyente si un feto de trece semanas, que a él se le asemeja mucho a un bebé, a un ser vivo, lo es; ella respondió:

“Un ser vivo, claro, lo que no podemos hablar es de ser humano porque eso no tienen ninguna base científica”.

Aquí tienes algún que otro argumento científico que desautoriza las palabras de la Sra. Ministra. Menuda barbaridad de declaraciones… Señora Ministra, ¡¡¡por favor!!!

“África y preservativo. Gracias Benedicto”

Artículo de Francisco Javier Martinez, Arzobispo de Granada / www.laopiniondegranada.es /jueves 14 de mayo de 2009

Los dos hechos que siguen me han sido contados por sus protagonistas.

En un país de América Latina, una médico, ginecóloga, premiada como la mejor médico del país por el gobierno de su nación, ha dedicado parte de su vida profesional a impartir un programa de educación afectiva y sexual a adolescentes y jóvenes. Es un programa con una duración de seis meses, y un trabajo semanal a lo largo de ese período.

El programa consiste en dar a conocer con detalle suficiente a los jóvenes (ellos y ellas) el funcionamiento del cuerpo humano en relación con la sexualidad y con el afecto. Con detenimiento y cariño, por ejemplo, se les acompaña a las muchachas a conocer sus ciclos reproductivos, y a todos a descubrir la belleza de la sexualidad y su funcionamiento, a reconocer el misterio que somos y lo bien que Dios nos ha hecho. Es un programa magnífico, creado por una médico norteamericana (una religiosa) que ha trabajado muchos años como ginecóloga en Pakistán y en Bangladesh.

Nuestra médico de América Latina estaba impartiendo su programa en un colegio de la capital de su nación al que asistían las hijas del ministro de Educación. Un día, en el entreacto de un teatro, coincidieron el ministro y la médico. Fue el ministro quien vio a la médico, y se acercó a ella para felicitarla: “¡Doctora, qué alegría verla! ¡No se puede hacer idea de lo contentas que están mis hijas! ¡Vienen a casa y no paran de hablar de lo bonito que es su programa y del bien que les hace! ¡Enhorabuena!”

El ministro siguió en esa vena por un rato, hasta que la médico le dijo: “También a mí me alegra, ministro, que sus hijas estén tan contentas, y que usted haya tenido la ocasión de ver el valor que tiene un programa planteado así. ¿Qué le parece si desde el Ministerio se permitiese que en los colegios públicos donde los padres lo pidieran -las hijas del ministro estudiaban, como es natural, en un colegio privado-, pudiéramos también dar el mismo programa?” “¡Ah! ¡Eso no, doctora! ¡Eso no puede ser! A unos pocos se les puede educar, pero al pueblo hay que darle preservativos”.

Con un cinismo helador, Orson Wells continúa: “Los gobiernos lo hacen, ¿por qué no podríamos hacerlo nosotros?” La sociedad de los puntitos vistos de lejos, vistos en las estadísticas, es ya nuestra sociedad. La vida del hormiguero industrioso al servicio de los intereses económicos y políticos de los poderosos podría ser nuestro futuro. Lo más sarcástico, lo más esperpéntico de todo, es que parecemos dirigirnos hacia ese futuro tan alegres y confiados como unos párvulos a los que sus maestros llevan de excursión.

Lo que el Santo Padre ha dicho en África es, sencillamente, que tenemos necesidad de cambiar nuestra mirada sobre la sexualidad. Y también que tenemos necesidad de cambiar nuestra mirada sobre la enfermedad y sobre los enfermos. Dos verdades evidentes. Antes que ninguna otra reflexión acerca del derecho del Papa a hablar, o acerca de qué cosas puede o no puede, o debe o no debe hablar, lo que se impone recordar es, SOBRE TODO, QUE LO QUE HA DICHO EL PAPA ES VERDAD. Es verdad para África y es verdad para nosotros.

Es verdad para todo el que no se resigne a que nuestra sexualidad, ni nada en nuestra vida, sea como en la vida de los animales. Es verdad para todo el que no esté dispuesto a resignarse a que su futuro sea formar parte, solidaria y alegremente, del hormiguero universal, controlado por esa nueva casta de Grandes Hermanos que se multiplica como las setas. Hay una forma más bella, mejor y más humana de vivir la sexualidad. Hay una forma mejor, más bella y más humana de afrontar nuestra fragilidad y nuestra miseria, nuestra enfermedad y nuestra muerte.

¡Gracias, Santo Padre, por tener el valor de decirnos la verdad, a nosotros y a nuestros hermanos africanos! ¡Gracias por reclamarnos a todos a una vida de primera clase, a una vida verdadera y plenamente humana! ¡Millones de hombres pedimos al Señor todos los días para que no se canse, para que no ceda, para que el Señor le sostenga y siga siendo libre!

Seguir leyendo ‘“África y preservativo. Gracias Benedicto”’

La dictadura silenciosa de sonrisa falsa

Rescato del baúl de los recuerdos esta entrada que publiqué hace tiempo en el Café de Redacción. Ayer, contemplando a la Vicepresidenta y a la Ministra de Igualdad, me acordé de la dictadura silenciosa de sonrisa falsa. Aquí lo tienes. Ojalá no se quede en un simple desahogo…

Se les llena la boca cuando manosean sus palabras preferidas: libertad, progreso, tolerancia, homofobia, amor libre, interrupción voluntaria del embarazo, todo es relativo,…

Hablan dulcemente para el pueblo, pero si alguien del pueblo se atreve a levantar la voz contra su magisterio, y dice sencillamente que no a sus propuestas, que empequeñecen al ser humano… entonces pasa lo que tú y yo sabemos…

Con todos los medios a su alcance, se inicia la liturgia inquisitorial de los torquemadas del siglo XXI: se permiten el lujazo de escupir sobre el alma de quien no piensa como ellos.

Sus mandamientos son estrictos. Si no los cumples, te quedas fuera del juego de la vida y hacen lo posible por darte la espalda. Su mirada trasluce lo que su corazón brama: perstilencia e ira contra los que tienen la valentía de tener principios y luchar a diario por defenderlos. Si te atreves a decir que el aborto es un asesinato, te miran como si fueras un fósil que, de repente, se pone a hablar. Arquean sus cejas y sonríen… y entre dientes susurran su “oración”: ¡pobre cristiano al que le han comido el coco…!

Y hacen como que se compadecen, pero no soportan tus ideales. Si te atreves a dar la cara por Dios en público, y decir que rezas… Te miran como si hubiesen visto a un marciano por el pasillo diciendo:”buenos días…”

Si hablas de obediencia, lealtad y fidelidad, se les escapa una risita de condolencia: son los mismos que cada día obedecen y rinden pleitesía a su vientre, a su instinto, y a su dios al que llaman relativismo.

Si luchas por no acallar los gritos de tu conciencia, te llaman fundamentalista… ¿Quieres más motivos? Piensalos tú. Yo ya estoy harto de que nos manipulen los relativistas…

Educación diferenciada

Juan Manuel de Prada.
Acabo de leer Por qué los niños no son niñas (Ediciones Cristiandad), un iluminador ensayo del holandés Koos Neuvel sobre la escuela diferenciada cuya lectura les recomiendo. Anticiparé que estudié en un colegio mixto, del que guardo un tesoro de recuerdos imborrables; y también que llevo a mi hija a un colegio mixto, del que hasta la fecha no puedo sino predicar bondades. Quiero decir con ello que no me influye ningún prejuicio sobre la escuela diferenciada cuando me dispongo a escribir sobre ella; algo que no sé si podrán afirmar quienes con tanto encono y acritud la combaten, tildándola de “escuela segregacionista” y no sé cuántas enormidades más. Para exorcizar los prejuicios empezaremos, pues, por aportar datos; y los datos demuestran que en aquellos países donde existe una tradición arraigada de escuela diferenciada los resultados no dejan resquicios a la duda.
En Gran Bretaña, por ejemplo, cada vez que se hace un estudio sobre los colegios donde se alcanzan mayores logros educativos, donde el índice de fracaso escolar es menor y la preparación intelectual y humana de los alumnos más esmerada, los veinte colegios mejor puntuados son, invariablemente, colegios de educación diferenciada. Año tras año, los estudios así lo constatan; esto es un hecho incontrovertible, que sólo desde el prejuicio ideológico se puede oscurecer o negar.

También es un hecho incontrovertible que hombres y mujeres somos distintos. Son distintas, desde luego, nuestras fisiologías; y son distintas también nuestras psicologías. El sexo no presupone una capacidad intelectiva mayor o menor; pero configura nuestros métodos de aprendizaje, el camino a través del cual nuestra capacidad intelectiva se hace más penetrante y luminosa. Y ese “camino” del aprendizaje es distinto en hombres y mujeres. En los colegios mixtos, por ejemplo, los profesores siempre se quejan de las dificultades que deben arrostrar para contener el exceso de energía de los chicos; dificultades que entorpecen sus posibilidades docentes y reducen las posibilidades de aprendizaje de las chicas. En cambio, jamás he escuchado a un profesor de un colegio diferenciado quejarse sobre este particular.

¿Hemos de pensar que los alumnos de los colegios masculinos son menos fogosos o enérgicos que los alumnos de los colegios mixtos? Por supuesto que no. Pero la experiencia demuestra que, en efecto, los chicos perturban el orden de la clase con menos frecuencia en los colegios masculinos. Esto no se debe a que el orden disciplinario de los colegios masculinos sea distinto, sino a que los chicos adoptan, simple y llanamente, otra actitud. Los chicos de un colegio masculino no incordian al profesor por la sencilla razón de que ya no tienen que reafirmar su masculinidad ni pavonarse ante las chicas; tampoco tienen que “autojustificarse”, aduciendo que ciertas asignaturas o dedicaciones son “propias de chicas”.

Pero, como decíamos, el reparo más fuerte que se hace contra la educación diferenciada es de índole prejuiciosa e ideológica. Se afirma que atenta contra la “igualdad” de hombres y mujeres; y también que favorece la “segregación”. Tal vez hubo un tiempo (cuando se preparaba a chicos y chicas para futuros divergentes) en que la escuela diferenciada pudo reafirmar los roles existentes y favorecer, por lo tanto, la desigualdad; pero hoy los planes de estudio en los colegios de chicos y chicas son idénticos. Y respecto a la presunta “segregación”, ¿se puede todavía objetar sinceramente que la educación diferenciada entorpece la integración social entre chicos y chicas? Los colegios diferenciados no están rodeados de vallas, ni obligan a sus alumnos a convivir día y noche; fuera del horario lectivo, los alumnos de estos colegios tienen tiempo más que suficiente para tratarse con chicos del otro sexo.

Y, puesto que constatamos que los reparos contra la escuela diferenciada son de índole prejuiciosa e ideológica, hemos de lanzar una pregunta. El combate tan enconado y agrio que algunos sostienen contra la escuela diferenciada, ¿no será el disfraz con el que esconden un laicismo rampante que pretende la posterior demolición de la escuela concertada?

“Nos gustaría hablar con los asesinos de Juan para decirles que les perdonamos”

Noticia publicada en ABC de Sevilla, el 5 de mayo de 2009

Jorge Martínez y su mujer Reyes enterraron el sábado a su hijo Juan Fernando -el segundo de sus tres hijos adoptados- pero la palabra venganza no existe para ellos, a pesar de que el joven murió de una puñalada en la Feria de Abril.

Con una serenidad encomiable en unos momentos tan duros, Jorge y Reyes, católicos pertenecientes a comunidades neocatecumenales -más conocidos como «los kikos»- y residentes en Gines (Sevilla) aceptan lo sucedido como un designio de Dios y esperan que los asesinos de sus hijos «aprovechen lo sucedido para regenerar sus vidas mediante el amor y el perdón».

«Estamos muy enteros porque -argumenta el padre- nos está sosteniendo la fé, el Señor. Yo mismo me extraño que no esté peor o que me venga abajo y eso es que hay algo ahí que nos sostiene porque ningún padre está preparado para perder a un hijo».
«Algunas personas me dan el pésame -comenta el padre- y me preguntan qué pueden hacer por nosotros y yo les digo que rezar. Lo están haciendo muchas personas y nosotros nos sentimos apoyados».
«Me gustaría encontrarme con los asesinos de mi hijo para decirles que les perdonamos y que esto les sirva para cambiar. Nos han ocasionado mucho dolor pero no les condenamos porque Dios dio la vida por nosotros. Espero que algún día experimenten el amor y el perdón porque Juan ya les ha perdonado», confesó Reyes, quien añadió que «a los familiares de los asesinos les deseo que nunca pasen por la experiencia de perder un hijo, que perdonen lo que han hecho sus hijos y que no les rechacen, que estén ahí porque los van a necesitar». Seguir leyendo ‘“Nos gustaría hablar con los asesinos de Juan para decirles que les perdonamos”’

mayo 2009
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Blog Stats

  • 347,078 hits