Archivo para 27 abril 2009

Me olvidé de vivir… Julio Iglesias

Me olvidé de vivir. Julio Iglesias

De tanto correr por la vida sin freno
Me olvidé que la vida se vive un momento
De tanto querer ser en todo el primero
Me olvidé de vivir los detalles pequeños.

De tanto jugar con los sentimientos
Viviendo de aplausos envueltos en sueños
De tanto gritar mis canciones al viento
Ya no soy como ayer, ya no se lo que siento

Me olvidé de vivir
Me olvidé de vivir
Me olvidé de vivir
Me olvidé de vivir

De tanto cantarle al amor y la vida
Me quede sin amor una noche de un día
De tanto jugar con quien yo más quería
Perdí sin querer lo mejor que tenía.

De tanto ocultar la verdad con mentiras
Me engañé sin saber que era yo quien perdía
De tanto esperar, yo que nunca ofrecía
Hoy me toca llorar, yo que siempre reía.

Me olvidé de vivir
Me olvidé de vivir
Me olvidé de vivir
Me olvidé de vivir

De tanto correr por ganar tiempo al tiempo
Queriendo robarle a mis noches el sueño
De tanto fracasos, de tantos intentos
Por querer descubrir cada día algo nuevo.

De tanto jugar con los sentimientos
Viviendo de aplausos envueltos en sueños
De tanto gritar mis canciones al viento
Ya no soy como ayer, ya no se lo que siento.

Me olvidé de vivir
Me olvidé de vivir
Me olvidé de vivir
Me olvidé de vivir

Anuncios

Atentado contra la libertad de educación

Linea editorial de la cadena Cope.

Un síntoma de una patología profunda de imposición ideológica del gobierno socialista, son las decisiones que dos Comunidades Autónomas han tomado de retirar los conciertos educativos de los Centros del Grupo Fomento, con el argumento de que desarrollan el método pedagógico de la educación diferenciada, al que acusan de discriminatorio. La decisión del  Gobierno de Cantabria, y del recién relevado gobierno de la Xunta de Galicia presidido por Touriño, confirman que las políticas educativas socialistas pretenden romper con los pactos principales que en materia de libertad de educación había asentado la Constitución española.

La elección de un colegio que desarrolle el método pedagógico de la ecuación diferencia, un método que está dando en los países más desarrollados excelentes resultados, es un derecho de los padres. Quienes pretenden relacionar la educación diferenciada con la discriminación se equivocan, porque ni lo es ni lo pretende. Los poderes públicos deberían potenciar todo lo que suponga un desarrollo de las libertades esenciales de los ciudadanos; por el contrario, en nombre de una manipulación ideológica interesada están cercenando un derecho de los padres reconocido por los más diversos ordenamientos internacionales. El interés del PSOE por atacar la libertad de educación es un síntoma de su desprecio a la sociedad civil y a su libre protagonismo. Están a tiempo de rectificar.

Una iniciativa estupenda del Club Viar en el Colegio Altair, de Sevilla

Se escuchan ahoran muchas quejas del bajo nivel educativo en Andalucía.

Esta iniciativa del Club Viar, en el Colegio Altair, de Sevilla, me parece una estupenda propuesta para elevar la educación de nuestros jóvenes.

¡Enhorabuena, y a seguir trabajando por la juventud!

Aquí podéis ver la página web del Club Viar

Y aquí la web del centro educativo Altair, de Sevilla.

Al diario “El País” no le gusta la Iglesia Católica

 

Comentario de diego contreras / www.laiglesiaenlaprensa.com / y  carta al director de Olegario González de cardedal, teólogo y miembro de la real academia de ciencias morales y políticas

 

Al diario madrileño El País no le ha gustado nunca la Iglesia católica. Esto lo digo después de haber pasado muchas horas estudiando lo que escribe sobre religión, y comparándolo con lo que hacen otros diarios no españoles. Es un dato que El País transmite en sus páginas un sectarismo que sería impensable en The New York Times o en Le Monde.

 

El diario madrileño pierde el nervio de la ecuanimidad -que se pide a todo profesional- cuando trata sobre la Iglesia. Es una pena, porque en otros temas sí saben hacer buen periodismo. Ese defecto profesional es algo que muchos  lamentan también dentro de la Casa (conozco a varios).

 

El último ejemplo es un artículo de Juan Arias publicado hoy, donde se dicen cosas sobre Benedicto XVI que simplemente son falsas. Cierto, es un artículo de opinión y supongo que Arias está en su derecho de despreciar visceralmente a Ratzinger. Pero si pretende argumentar ese desprecio, debería sostener su opinión con datos ciertos. Sin embargo, ahí se dicen cosas que son puras mentiras. Diría  más bien que dice cosas que dan risa: por ejemplo, que Ratzinger creó una “red mundial” “en secreto” para hacerse Papa… (imagino que Arias fue testigo de esta trama desde Rio de Janeiro, donde vive desde hace tiempo).

 

Conozco a Juan Arias desde los años en que éramos corresponsales en Roma (él mucho más veterano que yo). El aprecio que le tenía como persona no me impedía ver que atizaba periódicamente a Juan Pablo II en sus crónicas para El País con el mismo afán con que lo hace hoy con Benedicto XVI. Por eso me ha parecido particularmente cínico que concluya su artículo de hoy diciendo que Ratzinger “no está consiguiendo ser recibido ni amado como lo fue” Juan Pablo II, “que también era conservador, pero que no se avergonzaba de escribir poesías en sus ratos libres”.

 

Se podría decir que, en este caso, El País se limita a publicar un artículo de una de sus firmas. Así es. La diferencia con otros diarios es que en este periódico solo oirás ese tono de voz. Espero que sus responsables se den cuenta algún día de lo ridículo de esa actitud.

___________________

 

Aclaración. Carta al Director. ELPAIS.COM OLEGARIO GONZÁLEZ DE CARDEDAL, (Real Academia de Ciencias Morales y Políticas) Salamanca – 17/04/2009

 

He leído el artículo publicado el pasado día 15 en su periódico por Juan Arias sobre Benedicto XVI bajo el título ¿Para qué quiso ser Papa? En él se incluyen unas afirmaciones sobre hechos históricos y otras muchas como juicios de valor sobre él y sobre la Iglesia y le he seguido tratando desde nuestros años de estudio en Múnich hasta la última carta suya que he recibido con fecha día 2 de este mes de abril, me permito mostrar mi disconformidad con el retrato que hace de su persona y rechazar como falsos ciertos hechos que Juan Arias enumera.

 

Seguir leyendo ‘Al diario “El País” no le gusta la Iglesia Católica’

La Iglesia y el Sida

Luis María Anson. El Mundo.

Allí donde hay un hospital dedicado al sida, lo mismo en Africa que en Asia o Iberoamérica, también en Europa, son monjas y curas católicos los que están a pie de cama para atender a los enfermos.

He recorrido en trabajo profesional más de cien países. En las leproserías de todo el mundo, en los asilos de ancianos terminales, en los hospitales para enfermos infecciosos, sólo se encuentra uno con misioneras y misioneros católicos. Esa es la escueta verdad. Nunca me he tropezado en esos lugares con un comunista militante, con uno de esos manifestantes que vociferan contra la Iglesia. Los misioneros y misioneras permanecen al margen de las pancartas y los sermones políticos. Derraman su amor sobre los leprosos, los sidosos, los enfermos terminales, los ancianos sin techo, los desfavorecidos y desamparados.

Aún más, todos los profesionales del periodismo sabemos que cuando estalla una tragedia del tipo que sea en el tercer mundo, encontraremos información certera en la misionera o el misionero españoles, que ejercen su ministerio en los lugares más miserables. Seguir leyendo ‘La Iglesia y el Sida’

No se lo digas a mamá

Mariló Montero. http://www.diariodesevilla.es

Me gustaría saber la identidad de los nueve expertos en los que la ministra Bibiana Aído se escuda para defender que una niña de dieciséis años puede abortar sin consultar con sus padres. Me gustaría saber de qué son expertos y si son padres y madres. Me gustaría saber en qué se fundamentan para decir que dejar tan dramática decisión en manos de una adolescente aterrada es lo mejor para ella. Me gustaría saber si se han parado a pensar que esa criatura, tras mantener una relación sexual precipitada, va a empezar a sufrir lo que la literatura científica ya ha diagnosticado ante un aborto.

El síndrome de aborto reúne quince síntomas psicológicos que van desde la angustia al sentimiento de culpabilidad, la ansiedad, los terrores nocturnos, la depresión, los trastornos de alimentación o de la vida sexual. Síntomas que pueden llegar a aparecer, dicen los psicólogos de la Asociación de Víctimas del Aborto, incluso años después de haber abortado. Me gustaría saber con qué valor lanza la joven ministra Aído, con una sonrisa, como quien anuncia un anticonceptivo novedoso, que una niña de dieciséis años está tan capacitada para abortar como para casarse. Una niña de dieciséis años no está capacitada para abortar ni para casarse, por mucho que se esté normalizando lo que son parches en la vida. Una cosa es que lo haga y otra bien distinta la sacudida que la vida le da a una adolescente casada, quien sale adelante gracias a los apoyos de la familia.

Me gustaría saber quién le va a informar a una adolescente de dieciséis años de que si se queda preñada puede abortar sin decírselo a los padres y también en quién se va a apoyar ante semejante circunstancia. ¿En la mamá-administración, o en su mejor amiga, con la que intercambia los vaqueros e inventa en su habitación coreografías de Beyoncé? Me gustaría saber si esos expertos conocen lo que es ser padres y las complicaciones a las que nos enfrentamos para conquistar la confianza de nuestros hijos en la difícil adolescencia. Me gustaría saber el protocolo de actuación que se llevará a cabo cuando una niña de dieciséis años acuda al centro para abortar y cómo será tratada. Me gustaría saber qué pretenden con esta propuesta de ley, que autoriza a que se rompa la confianza entre hijos y padres.

Y me gustaría saber qué se pretende de los padres el día que nuestra hija decidiera abortar en soledad. ¿La recibimos con un aplauso? ¿Le damos sopa caliente? ¿Le preguntamos si llegó a ponerle nombre? ¿O quién habría sido el padre? ¿Debemos obviar el tema, o celebrarlo con una barbacoa? ¿Trae esas instrucciones la nueva reforma de la ley del aborto? Una cuestión más: ¿meterán en la cárcel a una madre que le discuta esa decisión a su hija adolescente? O es la ley del “no se lo digas a mamá porque no la necesitas”. Señorita Aído, me gustaría saber si mi hija ha abortado sola. Porque soy su madre.

Cacicada del Gobierno de Cantabria con los colegios Torrevelo y Peñalabra

http://porunconciertojusto.blogspot.com

Me parece lamentable que un Gobierno autonómico decida retirar un concierto educativo a dos colegios por basar su sistema pedagógico en la educación diferenciada.

Es lamentable porque se constata una vez más que las familias que no pueden costearse un colegio privado, no tienen libertad para elegir el colegio que quieran para sus hijos e hijas. Es indignante que sólo los ricos puedan tener libertad para escoger el modelo educativo que consideren más adecuado.

Y lo que me parece humillante es que digan que estos centros son discriminatorios o segregadores, sencillamente porque apuesten por un modelo pedagógico que en EEUU, Inglaterra, y otros países del mundo está implantado sin ningún problema y con excelentes resultados para la educación de los alumnos y alumnas.

Desde el Café de Redacción animo a todas las familias afectadas por esta cacicada a no cejar en su empeño por recuperar lo que les pertenece. Los Tribunales os darán la razón, sencillamente porque la tenéis. Estoy harto de las cacicadas de los socialistas, que gobiernan de cara a la galería y les importa un bledo la situación de las familias de los alumnos y alumnas de Torrevelo y Peñalabra.


abril 2009
L M X J V S D
« Mar   May »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Blog Stats

  • 344,869 hits