“El País miente descaradamente al decir que comparo el aborto con el Holocausto”

Entrevista publicada en La Gaceta de los Negocios.

18/09/2008

Santiago Mata.

EL filósofo y escritor José Ramón Ayllón (Cantabria, 1955, www.jrayllon.es) ha publicado novelas como Vigo es Vivaldi y Querido Bruto. Sus ensayos Desfile de modelos y La buena vida han sido finalistas en los premios Anagrama y Martínez Roca. El País acaba de arremeter contra él por lo que escribe sobre el respeto a la vida y a la familia, en un manual de Ética para cuarto de ESO, reeditado desde 1997 por Ediciones Casals. Según Ayllón, el ataque es calumnioso.

¿Por qué este ataque?
Supongo que la cultura de la vida no está dentro de la ortodoxia que controla El País, y que reacciona con intolerancia porque ve que está perdiendo esa batalla. La Ética de cuarto de ESO de Casals se estudia en muchos colegios e institutos desde hace once años, y gusta a los profesores y a los alumnos.

¿He oído intolerancia?
¿No le parece intolerancia el hecho de mentir descaradamente desde el mismo titular? En él se lee que “Un manual de Ética compara la interrupción del embarazo con el Holocausto”. Me gustaría que El País indicara en qué página de mi libro aparece tal comparación. También me gustaría, en caso de que no la encuentren, una rectificación adecuada. ¿Tendrán la valentía y la ética suficientes para rectificar?

¿Y el resto de la noticia?
No sé si es de risa o de pena. Yo pensaba que El País era un periódico serio, pero los espacios que me dedica los días 14 y 15 de septiembre son un modelo de tergiversación y una chapuza de reseña, que descontextualiza todo lo que me atribuye.

¿Es posible discutir pacíficamente sobre valores éticos?
La ética no es asunto de bandos, sino de respeto a la realidad. Y, cuando la realidad es compleja, lo sensato es pensar, dialogar, argumentar. Es lo que siempre he intentado en mis libros de ética y filosofía. Me sorprende que a El País le moleste mi libertad de expresión en cuestiones como el matrimonio y el aborto.

¿Sus valores violentan las conciencias de los jóvenes?
En el respeto a la vida y la familia, mis valores son los valores de millones de españoles, los de la Constitución Española, y concuerdan con los análisis de escritores de muy diverso signo. El País debería recordar lo que han escrito, sobre esos temas Norberto Bobbio, Miguel Delibes, Ernesto Sábato, Umberto Eco, Julián Marías, Allan Bloom, Fukuyama… No creo que estos señores estén precisamente fuera de la ley.

¿Es cierto que usted “anatematiza a los hijos de padres separados”?
Decir que los hijos son las víctimas principales de las rupturas familiares no es anatematizar a nadie, sino escuchar a cualquier psicólogo infantil, a cualquier psiquatra, a cualquier pediatra. Al hablar de las rupturas familiares, me limito a repetir lo que repiten los principales analistas de todo el mundo, como Lipovetski, Bennet o Goleman.¿Está dispuesto a debatir con quienes ahora le atacan?
Me parecería bien un debate serio y sereno, pero empezar con dos noticias insultantes es cortar de raíz toda posibilidad de debate, más que nada porque una de las partes deja bien claro que el diálogo no le interesa lo más mínimo. Desde la UGT, el libro ha sido calificado de asocial y aberrante. Eso me lleva a pensar que no ha sido leído, o que se desconoce el significado de ambos adjetivos. El presidente de la Federación de Asociaciones de Directores de Institutos habla de adoctrinamiento al margen de la legalidad, y en este caso estoy seguro de que sabe de lo que habla. Estas perlas me han hecho recordar aquello de Antonio Machado sobre la diferencia entre pensar y embestir.

 

¿Su manual de Ética es un libro de Educación para la Ciudadanía?


No he escrito ningún libro de EpC y tampoco pienso hacerlo. Mientras el Gobierno financie la contracultura de las televisiones públicas y sus contenidos, la creación de la asignatura EpC me parece una tomadura de pelo.

Lo que el libro dice sobre el aborto (tema 14, apartado 6)

“Quizá sea el aborto el problema más grave de nuestro tiempo en relación con el respeto a la vida humana. Y esto por dos razones: porque se trata de un atentado contra el derecho primordial de toda persona y por el número elevadísimo de abortos voluntarios (…). El objeto del aborto directo es la muerte de un ser humano inocente. Por tanto, con las circunstancias atenuantes que sean del caso, se trata de un homicidio, de un acto gravemente inmoral (…). La fecundación marca el comienzo de la vida de cada ser humano. No existen formas prehumanas, etapas que no merezcan respeto (…). La historia ha conocido épocas de similar falta de respeto a la vida. Pero en esas épocas no han faltado voces enérgicas en defensa del carácter absoluto de la vida humana”.

Golpes bajos para comenzar el curso con energía

S. M.

Quizá sea resaca de los becarios del verano o, más probablemente, exceso de fe en la propia excelencia. El País se ha permitido no contrastar la imaginación de sus informantes con el papel impreso al que hace referencia y ha mentido por tres veces. En la portada y  la página 41 del domingo 14, y en la p. 29 del lunes, se afirma con toda la anchura que los subtítulos dan de sí (cuatro y dos columnas, respectivamente) que el manual de Ética de Casals “compara la interrupción del embarazo con el Holocausto” (en la variante del lunes, aborto y holocausto con minúscula). No es la única acusación que se vierte sobre el libro, con la intención de retirarlo de la circulación. Probablemente sea la más grave, sobre todo por no basarse en ningún texto del libro que pretende mencionar.
 En su afán por implementar una asignatura sobre cuyo carácter de indoctrinamiento político aún no ha dirimido el Tribunal Constitucional, el Gobierno parece urgido por colocar la pegatina de hipócritas a los objetores. “La doctrina es incompatible con la enseñanza”, rezaba el dogmático titular del El País el lunes, versión retocada del paradójico (por imposiblemente cierto) dogma escéptico del “la única verdad es que no hay ninguna verdad”. O sea, es verdad porque lo digo yo.

Anuncios

4 Responses to ““El País miente descaradamente al decir que comparo el aborto con el Holocausto””


  1. 2 anaroski 23 septiembre 2008 en 9:19 pm

    Hola tienes una flor esperando en mi blog, espero que la recojas.

    Un saludin. Por cierto Juanjo, ¿has visto el mail que te he enviado?

  2. 3 Juanan 27 septiembre 2008 en 10:28 pm

    Pues yo sí que compararía el aborto con el Holocausto. Pienso que nacen del mismo principio: la negación del derecho a la vida y el despojo de la calidad de persona a un ser humano. Y los resultados son terriblemente parecidos: creo que ya hemos superado el millón de muertos, la natalidad de personas con síndrome de Down ha descendido más de un 80% y se usan embriones en experimentos científicos.

    Mt 2, 18!!!

  3. 4 juanjomolina 2 octubre 2008 en 7:29 am

    Después de ver este vídeo (http://www.durarealidad.com) coincido contigo, Juanan… El aborto es el Holocausto del siglo XXI. Un saludo!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




septiembre 2008
L M X J V S D
« Ago   Oct »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Blog Stats

  • 344,791 hits

A %d blogueros les gusta esto: