Gymkana familiar en Jerez

Chema nos propuso una gymkana familiar en Jerez hace unas semanas. Estaban el Jefe, la Jefa, Blanca, Queca, Chema, Álvaro y el que suscribe.

Pongamos los antecedentes: Jerez de la Frontera en Navidad. Las calles, llenas de gente y, en cada esquina, en cada comercio, un Belén. Un matrimonio (los Jefes) que lleva más de cuarenta años sacando adelante una familia numerosa: sólo cinco chicas y siete chicos. Alegría desbordante por encontrarnos.

Y comienza la Gymkana.

Chema, que vive en Jerez y es filósofo, hizo de árbitro.

“Las reglas del juego son estrictas”, exclamó con aire de general, entre las risas de los demás. “Vamos a ver algunos belenes de la ciudad y me tendréis que decir qué es lo que más me ha gustado A MÍ. El que lo acierte, se llevará los puntos. Quien consiga más puntos, gana el premio”.

Y así anduvimos por las calles de Jerez, recordando cuando éramos pequeños y los Jefes nos enseñaban que la felicidad no está detrás de una pantalla de ordenador, ni mucho menos detrás de la tele.

La felicidad estaba en las competiciones que organizábamos en el jardín de casa: bastaban unos palos que hacían de espadas, un balón pinchado que presenciaba angustiado el mejor partido de fútbol-mano que jamás se haya visto en la vida… o simplemente la imaginación de uno de nosotros que contaba historias a los demás que hacían estremecerse de miedo, partirse de risa o simplemente quedarse pensativos…

Pues allí estábamos, veinte años más tarde, con algunos kilos de más o de menos, junto a los Jefes, jugando juntos, comiendo juntos, riéndonos juntos, rezando juntos.

Trazar un proyecto de vida como el que ha surgido en El Molinar (14 Molinas juntos) es una forja de sacrificio, de abnegación, de coherencia y de fortaleza. Gracias a Dios y a la fidelidad de los Jefes, podemos llamarnos FAMILIA.

Y luego, que me digan que la familia cristiana está desfasada. Que me digan lo que quieran. Que bramen los medios contra una institución así… Que ladren lo que quieran. Nosotros seguiremos cabalgando juntos, aunque la vida nos tenga a cada uno a muchos kilómetros de distancia. Una vida así, como la de mis Jefes, merece la pena ser vivida. Coincido con mis hermanos en considerar esenciales para la felicidad del ser humano, estos lazos más fuertes que la muerte, que tejen una familia.

Anuncios

1 Response to “Gymkana familiar en Jerez”


  1. 1 Apelo 6 febrero 2008 en 7:46 pm

    Dile a tu hermano Chema que mi amigo de Jerez todavía está esperando su llamada… Perdona por usar tu blog de “correveideile”. Abrazos!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




enero 2008
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Blog Stats

  • 347,550 hits

A %d blogueros les gusta esto: