Mañana. Quizá mañana…

No estaba tranquilo. Y eso que las cosas, aparentemente, iban bien. Bien, porque nadie le podía reprochar que estaba estudiando. En clase tenía prestigio. Era de los primeros. Pero fallaba algo.

Hace unos meses, pasaba del tema. Era tan sencillo como enchufarse al mp3 y buscar por todos los medios rodearse de voces y risas que le distrajeran: las risas enlatadas de la tele, las risas huecas del chiste medio verde de ese compañero de clase que en el fondo no le caía bien, las risas del barullo entre clase y clase…

Lo que le daba verdadero pánico era quedarse a solas y escuchar esa voz que le decía que tenía que cambiar. Lo había visto claro hace más de un mes. Su corazón se había llenado de una alegría desconocida. ¡Era eso! Lo vio cuando sinceramente se puso a pelear por no dedicar a su yo ni un minuto más. Lo vio cuando comprobó que los demás necesitaban su ayuda, que su familia esperaba de él esa sonrisa y ese buen humor que llenan de frescura cualquier hogar. Lo vio clarísimo. Pero pudo la indecisión. Y volvió el temor. Y ese modo de vida de aparentar que soy legal, que soy como los demás, buen compi, sin complicaciones… Eso sí, con unas dosis de solidaridad urbana en momentos de más nostalgia, y otra vez vuelta a empezar.

Es la indecisión. Esa enfermedad que atenaza, que esclaviza al yo, que tapa la boca a la conciencia cuando reclama de ti ideales que verdaderamente valen la pena. La indecisión atonta, nos sumerge en un mundo de medias sonrisas y confort que acaba ennegreciendo el ambiente. Él sabía que tenía que cambiar.

Mañana, pensó. Quizá mañana…

Anuncios

3 Responses to “Mañana. Quizá mañana…”


  1. 1 rocio 27 noviembre 2007 en 8:10 pm

    Qué dificil es olvidarse de uno mismo¡¡para darse mejor a los demás¡…
    hay muchos momentos en que el yo reina¡¡¡que pena¡¡¿verdad?
    hay que cambiar pero hoy y ahora.

  2. 2 maria 28 noviembre 2007 en 3:39 pm

    a aprender de la experiencia ajena…. y él, si lo sabe, cambiará. A veces cuesta dar el paso y cuando los pasos cuestan es más fácil darlos de la mano de un buen amigo! seguro que tiene buenos amigos!!

  3. 3 zerepica_n 28 noviembre 2007 en 9:03 pm

    Qué sabias palabras, pero qué difícil cuando estás así no decir “Mañana. Quizá mañana…”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




noviembre 2007
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Blog Stats

  • 347,715 hits

A %d blogueros les gusta esto: