YO ESTOY AQUÍ

jesus.jpgHe robado de este blog  una historia que me ha impactado sobre la presencia real de Jesucristo en la Eucaristía. Él, Jesús de Nazaret, está ahí, escondido en el Sagrario, paciente, esperándo nuestra presencia, nuestra conversación… ¡Qué bueno es Jesús y qué mal le tratamos a veces!

Ahí va. “Mediados de la década del setenta. Semana Santa en Antofagasta (Chile). Era el miércoles ya avanzada la noche, y se encontraban reunidos en un lugar de la arquidiócesis de la ciudad – después de la comida – un importante número de sacerdotes, junto a un par de obispos, y entre ellos quien me ha transmitido esta historia.

En algún momento le habrán preguntado de su salud y su vida a uno de los sacerdotes que se encontraba presente, ya de edad bastante avanzada y postrado en silla de ruedas, pero especialmente agradecido de las posibilidades que le daba esta última, que le permitió volver a celebrar misa. Ese sacerdote – en ese entonces el curita de Taltal – logró acaparar toda la atención de los comensales tras anunciar: – Voy a decir algo que nunca he contado antes a nadie, y no lo voy a volver a hacer

Y comenzó su relato.

Iglesia Taltal

Resulta que la Iglesia de Taltal, luego de Guerra del Pacífico, habría estado casi medio siglo sin sacerdote. Fue asignado alrededor de 1930 a esa Parroquia, a un lugar donde por lo menos una generación de habitantes había crecido sin algún tipo de formación o sacramento.

Así llegó a la Parroquia de Taltal, un humilde galpón de tablas. Primera Misa: 2 viejitas. Colecta: 20 pesos.
El Padre necesitaba comer, comenzó a hacer clases de francés en el Liceo. Empezó a enseñar a los niños.

De a poco pudo ir más allá y llevarlos algún día al templo. Mientras estaban sentados en la bancas, aprovechaba de enseñarles: – ¿Quién es Dios? – silencio. Les Decía – Dios es nuestro Padre. Bien, ahora repitan todos – ¿Quién es Dios? – Dios es nuestro Padre – repetían
– ¿Quién es la Madre de Dios? – La Virgen María
– ¿Quién es Jesús? – El hijo de Dios hecho hombre
y así eran esas catequesis.

Pero un día, estando enseñando de esta manera a los alumnos en el templo, y siguiendo el mismo sistema, vino la pregunta:
– ¿Donde está Jesús? Repitan: – Está en el Cielo junto al Trono del Padre –
En ese momento, él oyó una voz detrás suyo, fuerte y clara:
“YO ESTOY AQUÍ”

Sagrario

Silencio absoluto en la sala.
Se rompió cuando este sacerdote continuó:

– Les digo a todos, especialmente a los sacerdotes “jóvenes” que están aquí (de 70 para abajo), lo que tiene que hacer ustedes, es: Confesar y decir que Jesucristo está aquí. – Buenas Noches –

Que nuestra fe, nos ayude a tratar con tanto amor al Santísimo Sacramento, a Jesús Sacramentado, que vayamos con gusto a saludarlo todos los días, y cuando lleguemos a algún lugar, fijémonos dónde están las Iglesias, las Capillas o los oratorios, y recordemos que Él está ahí, verdaderamente. Como un día concedió la gracia de recordarlo. En Taltal

Benedicto SS Sacramento

Anuncios

5 Responses to “YO ESTOY AQUÍ”


  1. 1 Ljudmila Hribar 12 noviembre 2007 en 11:52 pm

    Es muy buena la historia. La he leido en el blog “robado” 😉
    Si, El siempre está allí! solo que a veces no tenemos tiempo!? de escucharle!

  2. 2 rocio 13 noviembre 2007 en 9:11 am

    ¡¡Que suerte tenemos de tener a Cristo tan cercano ¡ y a veces no nos damos cuenta de este gran consuelo y de este regalo que sólo un Dios tan grande puede hacer.
    Hace compañía,consuela¡¡¡¿¿¿cómo es posible que nos quiera tanto????? yo alucino y me anima mucho a seguir pálante dia a dia con muchisisismo más amor y agradecimiento.

  3. 3 angel molina 13 noviembre 2007 en 5:11 pm

    asi es Rocieta, a mi los ratos de oracion que hago me llenan de alegria. un beso guapa.

  4. 4 Sheila 8 octubre 2009 en 3:27 am

    El amor de Dios es incomprensible, ya que el nos ama a pesar de nuestras faltas, agradesco con todo mi corazon que pueda sentir ese agradecimiento hacia con el y poder saber que esta a mi lado todos los dias de mi vida. Te amo Dios con todo mi corazon
    siempre. Si aun no conoces el amor de Dios abrele la puerta de tu corazon y veras como invadira todo tu ser 🙂

  5. 5 lujis manuel lopez 28 diciembre 2010 en 12:46 pm

    Este testimonio es personal, estaba presente en el suceso y envio lo escuchado y vivido:

    “El Miércoles Santo del año 2000, se celebro en la Catedral de Antofagasta la Misa Crismal a las 20.00 horas, pues el jueves bastantes presbíteros tenían que viajar a diferentes localidades lejanas para celebrar la Misa in Coena Domini, y –después- los oficios de Semana Santa. Tras finalizar, el arzobispo, Monseñor Infante, cenó con el clero, secular y religioso, en el patio cubierto situado entre el edificio de la Iglesia Catedral y el Arzobispado.
    Al terminar solicitó algunos brindis. Al finalizar éstos pidió brindar al padre Juan, enfermo de parálisis desde hacía muchos años, y que había acudido, con la ayuda de varias personas y la donación de una silla de ruedas moderna y especial, con motor, que se manejaba con muy poco esfuerzo. Introdujo el brindis con palabras emotivas, muy agradecido al Señor, y a los que le habían ayudado a llegar hasta allí, conmovido por haber concelebrado esa Eucaristía. Muchas veces había pensado si llegaría a ver el siglo XXI, y en su interior pensó: “Señor, si llego al siglo XXI, contaré un suceso que he mantenido siempre oculto”. Y añadió: “Hermanos, lo cuento, para que confíen y trabajen valientemente por el Señor, en este siglo que comienza, que deseo que sea el siglo de Jesucristo”. Y narró lo siguiente:
    Resulta que la Iglesia de Taltal, luego de la Guerra del Pacífico, habría estado casi medio siglo sin sacerdote. Fue asignado el primer párroco alrededor de 1940, en un lugar donde por lo menos una generación de habitantes había crecido sin ningún tipo de formación o sacramento.
    Así llegó a la Parroquia de Taltal, un humilde galpón de tablas. Primera Misa: 2 viejitas. Colecta: 20 pesos. El Padre necesitaba comer, y comenzó a hacer clases de francés en el Liceo. Para formar a los parroquianos, decidió empezar por los infantes, y comenzó a enseñar a los niños. De a poco pudo ir más allá y los llevó al templo. Mientras estaban sentados en las bancas, aprovechaba de enseñarles, y –no había catecismo- lo hacía con preguntas y respuestas, de la siguiente manera:
    – ¿Quién es Dios? – silencio de los niños. Les decía – Dios es nuestro Padre. Bien, ahora repitan todos – ¿Quién es Dios? – Dios es nuestro Padre –repetían.
    – ¿Quién es la Madre de Dios? – La Virgen María
    – ¿Quién es Jesús? – El Hijo de Dios hecho hombre. Y así eran esas catequesis.
    Pero un día, estando enseñando de esta manera a los alumnos en el templo, y siguiendo el mismo sistema, vino la pregunta:
    – ¿Donde está Jesús? Repitan: – Está en el Cielo junto al Trono del Padre –
    En ese momento, él oyó una voz detrás suyo, fuerte y clara:
    “YO ESTOY AQUÍ”
    Se asombró de oír tales palabras, se dirigió a la sacristía por si hubiera alguien, miró por la ventana hacia el desierto, no divisó a nadie. Regresó al templo, e interrogó a los niños, que habían escuchado lo mismo. “Niños, niños”, les dijo, “dejen sus bancas, póngase aquí mismo, de rodillas conmigo”. Y señalando el Sagrario les añadió: ” ¡Ahí está Jesús, ahí está Dios!”

    Silencio absoluto en el patio.
    Se rompió cuando este sacerdote continuó:
    – Les digo a todos, especialmente a los sacerdotes “jóvenes” que están aquí (de 70 años para abajo, comentó de modo jocoso), ustedes, hermanos hacen muchas cosas, catequesis, reuniones, etc., etc. ¡Bien, bien! Pero lo más importante que tienen que hacer es confesar y celebrar con amor la Santa Misa y decir que Jesucristo está aquí. Si no, pierden el tiempo. Buenas Noches.
    Que nuestra fe nos ayude a tratar con tanto amor al Santísimo Sacramento, a Jesús Sacramentado, que vayamos con gusto a saludarlo todos los días, y cuando lleguemos a algún lugar, fijémonos dónde están las Iglesias, las Capillas o los oratorios, y recordemos que Él está ahí, verdaderamente. Como un día concedió la gracia de recordarlo. En Taltal.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




noviembre 2007
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Blog Stats

  • 342,736 hits

A %d blogueros les gusta esto: