La imparable catástrofe educativa que se avecina

La comprensión escrita es uno de los graves problemas en las escuelas.

ANTONIO ALEMANY DEZCALLAR. Publicado en www.elmundo.es

Cuando Sarkozy dijo aquello de que aspiraba a que los alumnos se pusieran en pie cuando entrara el profesor, algo se conmovió en el alma, no sólo de los franceses, sino de los europeos. Todo el mundo entendió perfectamente lo que quería decir Sarkozy, en materia educativa y más allá de la materia educativa. Lo que proponía, obviamente, era la recuperación de una serie de principios y valores olvidados, tanto por una izquierda que no acaba de asimilar lo que es una democracia, tal vez porque este concepto no está en su biografía, como por una derecha contaminada por estos valores -entre comillas- de la izquierda. La educación en España es un desastre: la peor de toda Europa. Y, en Baleares, todavía está peor que la pésima media española como atestigua tanto el más alto porcentaje de fracaso escolar del país como el funcionamiento de la casi totalidad, con alguna excepción, de la escuela pública y de buena parte -también- de la escuela privada.Las cosas van a ir a peor con el Pacto de Izquierdas.

Ya iban mal con unos gobiernos del PP que, amén de cometer errores imperdonables como el Decreto de Mínimos, fueron incapaces de presentar un proyecto educativo alternativo, claro y sin avergonzarse, al desastroso panorama educativo que ha tenido en los socialistas el primer y máximo responsable. Ya puede atarse los machos el PP: la educación será, previsiblemente, uno de los sujetos estrella de las próximas autonómicas.El Govern de Antich, a través de una consellera que sólo ha emitido tópicos y lugares comunes, va a acentuar la catástrofe educativa, entre otras razones porque está convencido que los principios, filosofía y prescripciones de la nefasta LOGSE representan la excelencia, el progresismo y la calidad educativa. Los socialistas tienen claras algunas cosas.

De entrada, que los alumnos no deben levantarse cuando entra el profesor: sería una expresión traumática, no de auctoritas, sino de autoritarismo. A continuación, que la enseñanza debe ser democrática, cuando de democrática no tiene ni debe tener nada. La democracia es para elegir a los que nos gobiernan y para expulsarlos del poder. La enseñanza -como la familia, como el ejército, como la empresa, como la redacción de un periódico, como la Iglesia- no es democrática, sino jerárquica. Encima, en la docencia, unos saben -los que enseñan- y otros no saben, los alumnos.Creen algunas cosas más nuestros socialistas. Por ejemplo que la igualdad -tal y como ellos la conciben- debe impregnar todo el sistema educativo. Pero, cuando hablan de igualdad no se refieren a igualdad de oportunidades, sino a igualdad de resultados. Por esto satanizan el esfuerzo, el estudio, la memoria, la inteligencia, la competitividad, la excelencia en una palabra. El punto de referencia no es el primero de la clase, sino el último, el más vago o el más torpe.

De ahí que la LOGSE haya generado varias generaciones de semi analfabetos irrecuperables. Y de ahí, por ejemplo, esta insensatez de la ministra Cabrera Calvo Sotelo de que se pase curso con cuatro asignaturas suspendidas.El reaccionarismo que, bajo este buenismo de la igualdad, representan estas creencias es pavoroso. Los alumnos pobres de la LOGSE serán damnificados de por vida a causa de su escasa y nefasta educación. Los alumnos ricos de la LOGSE compensarán las deficiencias educativas, alargando su tiempo de estudio, cursando carísimos masters y completando su formación en el extranjero. No sé dónde he leído estos días que, así como nos habíamos librado del franquismo ahora convendría que nos libráramos del antifranquismo indiscriminado, entre otras razones porque la educación del franquismo -con sus carencias, autoritarismo excesivos y estudios basados en la memorística- no sólo era infinitamente mejor que la actual, sino que propiciaba una permeabilidad social gracias al esfuerzo, la inteligencia y preparación de unos jóvenes y al margen de su condición o extracción socioeconómica.

Los socialistas creen que la escuela no debe transmitir conocimientos, sino educar, subrogándose el Estado en el derecho y en el deber irrenunciables de los padres. Por esto surge -con voluntad de adoctrinamiento- la Educación de la Ciudadanía. Por esto, el Govern de Izquierdas intenta neutralizar con excusas que no ocultan su sectarismo, la aparición de los colegios del Opus o retiran la subvención a un colegio católico de Ibiza.

Los que hemos pasado por la Universidad de Navarra sabemos que allí se transmiten conocimientos, no doctrina, ni las máximas de Camino. Y los que han sido tratados en la Clínica Universitaria de Pamplona, saben que allí se hace ciencia, se trata a enfermos y enfermedades: no se celebran laudes ni ejercicios espirituales. Por esto la Universidad y la clínica pamplonicas figuran entre las mejores universidades y clínicas del mundo. La oposición a los colegios palmesanos del Opus es trasunto de este odio a la excelencia y de este amor al igualitarismo reaccionario.

Para colmo, a este siniestro y desalentador panorama educativo hemos de añadir esta pesadilla del catalanismo, compartido y propiciado por los socialistas. Escribía hace unos días Ramoneda un artículo -por lo demás, discutible- en el que propugnaba que había que construir un sociedad incluyente y no excluyente, un país de ciudadanos y no de patriotas, porque la ciudadanía -decía- es una condición objetiva y un derecho de todos, mientras que el patriotismo es una opción subjetiva que no otorga ningún derecho particular. Aquí, el patriotismo -encima patriotismo catalanista- es minoritario, rozando lo grupuscular, pero se convierte en obligatorio, muy especialmente en la escuela.

O sea, que vamos aviados para estos cuatro años.Personalmente, pienso que el PP -de una vez por todas- debería aprovechar su travesía por el desierto para articular una alternativa educativa total y en las antípodas de esta izquierda claramente hija de la LOGSE. Y las familias deberían concienciarse, también de una vez por todas, que lo que está en juego es el futuro de sus hijos. Un futuro tan garbancero como la garbancera educación que defiende el PSOE.

Anuncios

0 Responses to “La imparable catástrofe educativa que se avecina”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




septiembre 2007
L M X J V S D
    Oct »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Blog Stats

  • 347,550 hits

A %d blogueros les gusta esto: